Rescatemos el valor de la fruta en nuestra alimentación

En el día de la fruta la presidenta del CINAP Ing. Essye Acevedo de Melamed hace un llamado importante reflexionar sobre cómo ha disminuido la disponibilidad de muchas variedades de las mismas en Panamá.

03 mayo 2020 |

Aunque Panamá es un país tropical con una biodiversidad amplia que incluye una rica variedad de frutas de distintos sabores y colores, el consumo per cápita es de apenas 64.2 kilos, según los últimos datos oficiales.

En Panamá hay variedades de frutas que han desaparecido, frutas como: maquenca, Algarroba, higo, jobo, grosella, guinda, mamey, el hicaco, toreta, uvita de parra, cuate, guabita cansaboca, piñuela, caimito, mango puerco, guayaba sabanera entre otras. Frutas que antes se veían hoy ya no se consiguen y que irónicamente son tan fácilmente de producir en nuestro país, ya contamos con todas las condiciones agroclimáticas que se presta para la producción de este tipo frutas tropicales; adicional el aporte de ser una ventana importante para el comercio interior y exterior.

 

Ahora ante esta situación el Colegio de Ingeniero Agrónomos de Panamá (CINAP), nos convendría proponer estrategias de fomento en la producción de frutas nacionales, pero además de las que ya se producen de manera tradicional incentivar un poco más la producción de estas frutas que están casi desaparecidas, y que las nuevas generaciones ni conocen, igualmente impulsar aumentar la producción de mango, aguacate, papaya, sería una iniciativa muy positiva para mejorar su volumen de exportación y consumo nacional.

 

Asimismo, trabajar paralelamente en programas de rescate de semillas, se podría proponer un BANCO DE SEMILLAS DE PANAMÁ e impulsar proyectos para el rescate de frutas como el marañón, ya que se ha visto con problemas por el cambio climático y el ataque de ciertos patógenos de la fruta, que pone en riesgo su existencia. Y precisamente en este tema del marañón, necesitamos estudiar un poco más e invertir en investigación y desarrollo para poder mantenerlo y nuevamente rescatar esta fruta, multiplicar su producción de este tipo de frutales, que son de alto nivel nutricional y pueden ser un potencial económico importante para el país.

Otros de los factores que afectan son los cambios de hábitos alimenticios de la población panameña y el aumento en los precios de los insumos, entre otras condiciones, han llevado a la desaparición de más de 20 especies nativas frutales sin mencionar las afectaciones a las forestales y diferentes variedades de rubros.

Frutas como maquenca, mango puerco y toreta, maíz caizán de planta alta, caimito, caña fistulas, algunas variedades eran silvestres y otras se dejaron de sembrar por distintas razones, las cuales eran fundamentales en la dieta diaria hace muchos años atrás especialmente en el interior del país. Lo mismo ha pasado con distintos tipos de árboles.

Consideramos que debemos poner mucha relevancia a los nuevos patógenos que afectan a una determinada especie de frutas, podemos poner como ejemplo el pixbae, la ciruela, el marañon y coco, para poder tomar acciones concretas, apenas se detectan y darle el debido seguimiento y no terminen exterminadas como ya es de conocimiento en muchos casos.

Curiosamente en el país se da un alto consumo de frutas de clima templado, como manzana, uva y pera, mientras que el consumo de frutas como aguacate, melón y sandía es escaso. La piña, banano y naranja son las frutas que más consume la población, lo que aporta 50 kilos per cápita al año y representa el 78% del consumo total, según un estudio realizado por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura. El análisis indica que el bajo consumo de algunas frutas también puede estar asociado con la estacionalidad de la producción, más que con las preferencias de consumo o su disponibilidad.

 

 

 

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.cinap.org se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.cinap.org

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.