Agricultura italiana amenazada por 'malos tiempos'

A Italia, como a otras muchas naciones del mundo, el cambio climático le juega una mala pasada cada vez con mayor frecuencia ante eventos atmosféricos extremos convertidos casi en norma con severos daños a la agricultura.

18 mayo 2019 |

A Italia, como a otras muchas naciones del mundo, el cambio climático le juega una mala pasada cada vez con mayor frecuencia ante eventos atmosféricos extremos convertidos casi en norma con severos daños a la agricultura.

Abundantes lluvias, tormentas de nieve, fuertes vientos y sobre todo granizadas, uno de los eventos más temidos por los agricultores, golpean a la península en esta época del año cuando los sembrados comienzan a dar sus frutos, arruinando largos meses de trabajo.

Así definió la situación la Confederación de Agricultores Director (Coldiretti), la mayor y más extendida organización en Italia y Europa, la cual calculó en más de 14 mil millones de euros las pérdidas por esas causas en la producción agrícola nacional y por daños a las estructuras e infraestructura en el campo en la última década.

Solo desde el inicio de esta primavera, 175 fenómenos meteorológicos castigaron al país, un 62 por ciento más respecto a igual período de 2018, según Coldiretti sustentada en un análisis de la base de datos europea sobre fenómenos meteorológicos locales y violentos (ESWD, por sus siglas en inglés).

La propia fuente indicó que se avanza a una 'tropicalización con cambios de fase estacionales, precipitaciones cortas e intensas, rápido paso del sol al mal tiempo y cambios significativos de temperatura'.

La más reciente ola anómala de mal tiempo que azotó del norte al sur del país confirma esa tendencia 'con una maldita primavera' con eventos extremos que provocaron graves daños a los cultivos agrícolas, tras un 'invierno cálido y seco en el que cayó un tercio menos de lluvia en Italia', comparó la confederación agrícola.

Las inclemencias del tiempo fustigaron cultivos de vegetales, cereales, girasoles y frutas al golpear campos, invernaderos, viñedos, plantaciones de cítricos, olivares y árboles con cuantiosas pérdidas localizadas en campos desde Lombardía a Véneto, de Emilia Romaña a Las Marcas y de Basilicata a Apulia.

En esa última región, particularmente en Bari donde se producen las cerezas italianas Bigarreau e Giorgia, se reportó hasta un 60 por ciento de afectaciones a ese cultivo.

Entre avances y desafíos

Pero, pese a ese progresivo daño del cambio climático y otras dificultades que tipifican como 'malos tiempos' sobre el sector agrícola y alimentario italiano, prevalecen los esfuerzos hacia la recuperación y a hacer valer la excelencia de las ofertas agroalimentaria.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (Istat) italiano, tras un 2017 fuertemente desfavorable, con una disminución del 3,9 por ciento del valor agregado en volumen, el sector agrícola, forestal y pesquero de este país registró una débil recuperación en 2018.

En tanto el agroalimentario, que incluye también a la industria alimentaria, creció en el valor añadido 1,8 por ciento en volumen y 1,3 a precios corrientes; generó el 3,9 por ciento del valor agregado de toda la economía, correspondientes el 2,1 del sector primario y 1,8 por ciento de la industria alimentaria. El propio Istat registró, estimación preliminar, que en 2018 la producción agrícola aumentó 1,5 por ciento en volumen, con 'marcado crecimiento' en algunas producciones de cultivos arbóreos, en particular vino, con el 14,3 por ciento.

Los últimos publicados por el Istat sobre el tema muestran que la finca como unidad productiva creció un 32,7 por ciento entre 2007 y 2017, con un incremento, también progresivo de granjas dirigidas por mujeres.

Asimismo, las cifras reflejan avances en el tamaño promedio de las fincas y en particular, asociado con la calidad y registros de excelencia de la producción, se elevó la superficies cultivada con métodos orgánicos del 7,7 en 2013 a 12,3 por ciento en 2016; con proporciones mayores promedios en el noreste del país y menos en el sur.

En términos de empleo, datos ofrecidos por Coldiretti, en la última década la cadena de suministros de alimentos 'Made in Italy', aumentó ese indicador cuatro veces, con un 33,3 por ciento, comparado con las cifras generales de la economía nacional.

En un lustro el número de empleados en la agricultura y la industria alimentaria pasó de 980 mil a 1,3 millones que, sumado los insertados en la cadena de distribución, evidencian la capacidad de recuperación.

De ello también dan muestras los avances en las exportaciones agroalimentarias, que desde 2008 a la fecha registra un alza récord del 47,8 por ciento, que en términos monetarios significan un aumento de 23,6 mil millones a 41,8 mil millones de euros.

En enero pasado, respecto a igual mes de 2018, valor de las exportaciones de la cadena de suministro mantuvo su ascenso en un 3,6 por ciento, unos 3,1 mil millones de euros más.

Entre los productos exportable líderes está el vino, con un valor de 6,2 mil millones y un crecimiento del 56,9 por ciento, pero también destacan los cítricos (89,5 por ciento), leche y queso (82,3), carnes y embutidos (70.2).

Alemania, Francia, los Estados Unidos Reino Unido, España y Suiza son los principales países de destino de los productos italianos.

Estados Unidos, en tercer lugar, es el mercado de mayor crecimiento, amenazado ahora con la nueva política arancelaria del gobierno de la nación norteamericana contra la Unión Europea, calculada en 11 mil millones de euros.

Ello incluye importantes productos de interés nacional, denunció Coldiretti, como vino, quesos, aceite de oliva, cítricos, uvas, mermeladas, zumos de frutas, agua y licores. De concretarse, algo anunciado para finales de mayo afectarían al 50 por ciento de las exportaciones de alimentos italianos,

Pero, además de los aranceles estadounidenses, pesan también en el comercio italiano la salida del Reino Unido de la Unión Europea, el bloqueo estadounidense a Rusia y hasta las nuevas negociaciones interregionales con el Mercosur, tal como recordó recientemente la confederación agrícola italiana.

Solo por el bloqueo a Rusia las pérdidas de Italia en las exportaciones del sector agroalimentario hasta noviembre pasado superaban los mil millones de euros.

Protección contra la agro-piratería

Sortear los mayores inconvenientes como hasta ahora ante 'malos tiempos' marcados tanto por el cambio climático, como por 'nuevas guerras comerciales', constituyen importantes retos.

A juicio del presidente de Coldiretti, EttorePrandini, la tendencia en los mercados internacionales podría mejorar aún más con una protección más efectiva contra la 'agro-piratería internacional.

Mercado ilegal, sostuvo, que factura más de 100 mil millones de euros al usar incorrectamente palabras, colores, ubicaciones, imágenes, denominaciones y recetas que se autoproclaman italianas para productos falsificados que nada tienen que ver con la realidad nacional'.

Para reafirmar los productos originales señaló Prandini, citado por el sitio www.coldiretti.it, es necesario superar la fragmentación actual y la dispersión de recursos para la promoción del verdadero Made in Italia en el exterior, apuntando a una agencia única que acompañe a las empresas por el mundo.

Además señaló como impostergable el apoyo más efectivo a las pequeñas y medianas empresas agrícolas y alimentarias que están exportando cada vez más.

En igual sentido, Luigi Scordamaglia, consejero delegado de Filiera Italia, asociación de cultivadores y productores de excelencias alimentarias, precisó que un nuevo modelo de la cadena de suministro será esencial en el futuro de la internacionalización del sector.

Esa agregación en cadena puede posibilitar, explicó, el acceso a los mercados lejanos, incluso también a muchas pequeñas y medianas empresas que solas serían incapaces, permitiendo la cobertura de 'la última milla distributiva' que con frecuencia ha faltado hasta ahora.

Resumió que esa cadena debe devenir para el sector como 'un gran portaaviones que permite a muchas aeronaves pequeñas conquistar mercados lejanos gracias a la calidad excepcional, puesta finalmente en un sistema'.

Se trata de defender, al decir de ambos directivos, las primacías conquistadas por Italia a nivel internacional y con ellas, su papel de locomotora de toda la economía.

Toda vez que la comida italiana es el ingrediente más importante del Made in Italy con 297 especialidades y denominaciones de origen Dop/lgp reconocidas a nivel comunitario.

También 415 tipos de vinos Doc/Docg, el número más alto de Europa, junto a más de cinco mil 155 productos regionales tradicionales censados a lo largo de la península, marcan una calidad diferenciada.

Italia también sienta pautas en esta región el trabajo biológico, con más de 64 mil empresas agrícolas biológicas y el récord de la biodiversidad con hasta 130 razas salvadas de la extinción, 500 variedades de 500 variedades de uvas y más de 530 de olivos.

Esas y otras particularidades de la producción alimentaria nacional fueron destacadas y también defendidas por Coldiretti y Filiera Italia en la Exposición Mundial de la Alimentación, TuttoFood 2019, realizada en la ciudad de Milán a mediados de este mes de mayo.

En ese evento las empresas agrícolas italianas y las principales marcas de la industria alimentaria nacional, 'reunidas en una alianza histórica', presentaron al primer ministro, Giuseppe Conte, un registro del 'Made in Italy' en el mundo.

Además se expuso el estudio 'El valor de la cadena de suministro de alimentos de Italia' realizado por el Centro de Estudios e Investigaciones Sociales donde 'se desenmascararon los últimos casos más sorprendentes de falsos Made in Italy en todos los continentes'.

Esa feria internacional agroalimentaria, concebida y organizada por ambas entidades italianas, deviene principal cita de negocios en el ámbito agroalimentario italiano, la cual reúne cada año a más de tres mil compradores nacionales y extranjeros.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.cinap.org se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.cinap.org

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.