La profesión de Ingeniero Agrónomo y su nivel Académico

01 agosto 2020

La profesión de Ingeniero Agrónomo y su nivel Académico

Ante las controversias surgidas en relación a los alcances de la Ingeniería Agronómica y su nivel académico el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Panamá (CINAP)considera necesario despejar la confusión existente en varios sectores directa o indirectamente

Pronunciamiento oficial del CINAP -1966

I.-
  La Ingeniería Agronómica, como parte de la Ingeniería

En Panamá, al igual que ha ocurrido en otros países del mundo, al cobrar creciente importancia la profesión de Ingeniero Agrónomo, se ha manifestado hoy con toda claridad la presión de ciertos profesionales de ramas de la Ingeniería ya acreditados en el país, que aferrados a un criterio ortodoxo superado hace mucho tiempo, alegan para sí, el tٕítulo de Ingenieros, intentando, de pensamiento y obra, desconocer al Ingeniero Agrónomo, como integrante genuíno de la familia de la Ingeniería.
 
Dicha oposición se ha hecho patente desde años atrás en la Universidad de Panamá, en donde hubo fuerte resistencia en contra de que se extendiera el Grado de Licenciado en Ingeniería Agronómica a los egresados de la Escuela de Agronomía y se ha vuelto a exteriorizar públicamente en las últimas semanas en relación a gestiones de algunos profesionales de la Ingeniería Agronómica, tendientes a ver reconocidos plenamente sus créditos de Ingeniería, dentro del país.
 

a.  La Ingeniería en General:

 
     El término Ingeniería proviene del latín Ingenium del que se deriva la palabra castellana moderna Ingenio.  El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española dá a Ingenio las siguientes acepciones:  “facultad en el hombre para discurrir o inventar con prontitud y facilidad”,”intuición”, “entendimiento”, “facultad creadora”, “máquina o artificio mecánico”, “cualquier máquina o artefacto de guerra para ofender o defenderse”, etc.  De ella se deriva la palabra Ingeniero.
 
     Las palabras equivalentes a Ingenio, en inglés y francés, son respectivamente Engine y Genie que poseen las mismas acepciones en tales idiomas.
 
     La historia nos indica que la primera vez que se usó el término Ingeniero, no fue precisamente para referirse a un artesano o profesional dedicado a obras civiles.  Así, los normandos, después de conquistar a Inglaterra, acuñaron el título de “Waldivus Ingeniator” el cual asignaban al funcionario oficial que dirigía las construcciones de las grandes mansiones de la Corona.  Sin embargo, en tales construcciones privaba el concepto de defensa militar, pues ellas deberían resistir el asedio de enemigos y contar con protecciones adecuadas y facilidades de ataque para convertir el palacio en fortaleza inexpugnable. Privaban entonces, los conceptos incipientes de Ingeniería Militar, y el Waldivus Ingeniator era, en realidad un Ingeniero Militar.
 
     Con la evolución de los medios bélicos a raíz de la introducción de la pólvora en los países europeos, y la iniciación de las guerras dinásticas, los ejércitos reales de la época, contaban con un grupo especializado que se llamaban”Cuerpos de Ingeniería Militar”.  Así durante el siglo XVII se formaron los “King’s Engineers” en Inglaterra, los “Ingenieros Reales” en España y los “Corps de Genie” en Francia.  En esta forma queda consolidado y prestigiado el término Ingeniero, en toda Europa, pero debe reiterarse que el Ingeniero era un individuo típicamente militar
 
     Posteriormente, con la revolución industrial, y la irrupción e imperancia de los conceptos democráticos modernos, las comunidades humanas requirieron obras y servicios relativos a la Ingeniería Civil y entonces se crearon instituciones de enseñanza de este tipo, como el Institute of Civil Engineer” de Londres (1828) llegándose a definir a la Ingeniería Civil como: “El arte de  dirigir los grandes recursos de fuerza y materiales de la naturaleza hacia el uso y la comodidad del hombre, como los medios de producción y tráfico en los estados, etc.  Así en las Universidades Europeas del siglo XIX se comenzó a otorgar títulos oficiales de Ingeniero Civil o de Ingeniero de Construcciones Civiles.
 
    Años después, sin embargo, y ante el desarrollo prodigioso de las ciencias y las tecnologías a que dan lugar, las industrias, las ciudades, y la sociedad humana en general, se comprendió la necesidad de separar en ramas diferentes lo que hasta entonces se conocía como Ingeniería Civil.  Surgieron de allí, las especialidades de Ingeniería Mecánica, Química, Eléctrica, de Minas, Ingeniería Agronómica, Industrial, Informática, Espacial y otras especialidades novedosas, todas ellas como ramas del “arte de dirigir los grandes recursos de fuerza y materiales de la naturaleza hacia el uso y comodidad del hombre”.
 
     Obsérvese que la acepción que se dio al término Ingeniería Civil incidía sobre “los grandes recursos de fuerza y materiales de la naturaleza” y por ende sobre los recursos vegetales y animales, así como,  los minerales, siendo los dos primeros, motivo de explotación específica y directa de la Ingeniería Agronómica y el tercero, un recurso accesorio para el objetivo primario de la producción de la producción agropecuaria, como se verá más adelante
 

b.  Nuevos conceptos de la Ingeniería:

 
     En Abril de 1936 se reunió en Montevideo, Uruguay, la Primera Convención de la Unión Sudamericana de Asociaciones de Ingenieros (USAI), a la que concurrieron delegaciones de todos los países sudamericanos.  En ella se llegó a la siguiente definición:  Ingeniería “es el conjunto de conocimientos científicos que tienen por objeto aprovechar los recursos de la naturaleza en beneficio de la humanidad”.
 
En su edición XVIII del año 1956, el Diccionario de la Real Academia de la Lengua
Española, define Ingeniería como:  “Arte de aplicar los conocimientos científicos a la invención, perfeccionamiento o utilización de la técnica industrial, en todas sus determinaciones”.  Cabe indicar de inmediato, para completar el concepto, que Industria la define el Diccionario, como “Conjunto de operaciones materiales ejecutadas para la obtención, transformación o transporte de uno o varios productos naturales”.
 

c.  La Ingeniería Agronómica en particular:

 
     Hemos visto cómo la Ingeniería Agronómica es una de las ramas en que se subdivide la Ingeniería Civil en el siglo XIX por el imperativo de las exigencias del mundo en desarrollo.
 
     El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española XVIII edición, establece que Ingeniero Agrónomo “es el que entiende en el fomento, calificación y medición de las fincas rústicas y en cuanto se refiere a la práctica de la agricultura y la dirección de las construcciones rurales”.
 
     En este sentido, para citar otros criterios, la Enciclopedia Británica determina que Agronomía (de donde se deriva Ingeniería Agronómica) es “La teoría y práctica del manejo de la tierra y ganadería” y por último el Webster’s Dictionary dá a Agronomía la acepción siguiente:  “Es la rama de la agricultura que se ocupa de la teoría y práctica de la producción de la tierra; es el manejo científico de la tierra”.
 
     Contrario al concepto anacrónico de los que quieren reservar para cierto tipo de profesionales el título de Ingeniero, se ha demostrado ha través de este escrito, como el término de Ingeniero es un concepto genérico que se despliega en diversas ramas, cuyo denominador común , no es que tengan créditos académicos en determinados cursos relativos a ciencias físicas o matemáticas, sino que el real concepto que las tipifica es el de que “apliquen los conocimientos científicos y las técnicas derivadas de ellas, para la obtención, transformación o transporte, de uno o varios recursos naturales, en beneficio de la humanidad”.
 
     En consecuencia, aquellas profesiones, de nivel universitario que se ajusten a esta definición son o pueden catalogarse, sin más dentro del término genérico de la Ingeniería.
 
     Cabe aclarar definitivamente, que la intención de estimar como perteneciente a la Ingeniería, a un profesional determinando los créditos académicos que posea sobre materias relativas a ciencias físicas, matemáticas, o cualquiera otra específica, es una tendencia errada y sin lógica. 
 
     Cada rama de la Ingeniería, tal como ella se define en el mundo moderno, tiene que recurrir a las ciencias y técnicas que le son verdaderamente útiles a sus fines específicos.  Así mientras a la Ingeniería Química le es fundamental el balance de materia y energía, ello no lo es para Ingeniería Civil;  mientras para Ingeniería Hidráulica es importante la mecánica de los fluídos, ésta tiene una importancia relativa para la Ingeniería de Minas;  mientras que la geología y la geomorfología es vital para ésta última especialidad, y no lo es en absoluto para la Ingeniería Mecánica. 
 
     De igual manera, una larga serie de conocimientos científicos necesarios para la Ingeniería Civil, Hidráulica, Mecánica y otras ramas, son poco útiles para la Ingeniería Agronómica y viceversa, pero todo lo anterior jamás puede servir de argumento para desconocer cualquiera de estas ramas como parte de la Ingeniería.
     Sencillamente, cada rama profesional hecha mano de lo necesario para cumplir su fin común:  “Explotar los recursos naturales en beneficio de la humanidad”
 

II.  La Ingeniería Agronómica, la Rama más Amplia de la Ingeniería.

 
     Las definiciones imperantes en la época actual que basan las delimitaciones de la Ingeniería en la explotación de los recursos naturales, contribuyen a rubricar la existencia de la Ingeniería Agronómica dentro de la familia de la Ingeniería.
Veamos:
     Los recursos naturales, sobre los cuales inciden los profesionales de la Ingeniería, obteniéndolos, transformándolos y/o transportándolos, se dividen básicamente en cuatro grandes grupos: 
a)  Recursos minerales;  b)  Recursos vegetales;  Recursos animales;  d)  Recursos energéticos
     Las ramas de la Ingeniería más aceptadas en Panamá por los ortodoxos, explotan tan sólo. uno o dos de estos grupos de recursos.
 
     Así, la Ingeniería Civil, la Ingeniería Mecánica, la Ingeniería de Minas, la Ingeniería Eléctrica, etc. actúan sobre elementos provenientes de los recursos minerales y las fuentes de energía; producción y uso de materiales de construcción, fuerza motriz, minerales importantes, energía hidroeléctrica, etc…. son todas las actividades relativas a dos de los campos indicados.|
     La Ingeniería Industrial y la Ingeniería Química, tienen un radio de acción más amplio, abarcando con mayor o menor frecuencia recursos vegetales o animales, además de los minerales y energéticos que le son básicos.
 
     La Ingeniería Agronómica alcanza cotidianamente los cuatro campos de recursos naturales, utilizándolos en la producción y transformación de bienes útiles a la Humanidad.
    
He aquí dos breves ejemplos:  Un Ingeniero Agrónomo, para producir una cosecha de maíz mejorado (recurso vegetal), prepara el suelo con un equipo mecánico movido por fuerza motriz a petróleo (recurso energético); escoge el fertilizante o abono adecuado, y la dosis necesaria, luego de un estudio básico del suelo, y realiza la aplicación escogida del abono y los mejoradores del suelo que convengan (uso tecnificado de recursos minerales), que utiliza para cebar una piara de cerdos (recursos animales).
 
Un segundo ejemplo:  Un Ingeniero Agrónomo realiza un estudio agrológico en una área de suelos ácidos, determina su pH y la dosis de calcio u otro producto corrector; realiza el estudio pertinente a fin de determinar si el suministro de agua al terreno será por gravedad o  bombeo, en este último caso escoge el tipo y tamaño de bomba a usar (recursos minerales y energéticos).  Luego importa y siembra un pasto nuevo tolerante a la acidez y oportunamente introduce ganado de engorde para obtener carne para el consumo humano (recursos vegetales y animales).
 
     En ambos ejemplos la finalidad ha sido la obtención de productos de la naturaleza en beneficio de la humanidad.
 
     El lector debe revisar las notas anteriores para comprobar que las actividades de los ejemplos indicados encajan perfectamente dentro de la definición de Ingeniería acordado por la Unión Suramericana de Asociaciones de Ingenieros (USAI) en Montevideo, y la acepción que ofrece el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española y otras autoridades.
 

III.  La profesión de Ingeniero Agrónomo y el título en Ingeniería Agronómica

 
     Otra confusión muy afincada en Panamá por la fuerza de la costumbre es la derivada del uso que se ha dado al término Ingeniero Agrónomo.
     Tal como ocurre en otras profesiones, muchas personas que ejercen o intentan ejercer las funciones propias del Ingeniero Agrónomo, no poseen crédito alguno o los que poseen son insuficientes para acreditar un nivel universitario correspondiente a la Ingeniería Agronómica.
     La confusión provocada por los profesionales apócrifos en la rama de la Ingeniería Agronómica es tan notoria como ha ocurrido y suele ocurrir aún con profesionales no universitarios y aún prácticos con ninguna preparación académica que se hacen pasar por Ingenieros Civiles y/o de otras especialidades.
     Este es un mal genérico que debe ser denunciado y combatido por todos los profesionales y los gremios que los agrupan.  En Panamá existen leyes que sancionan con penas de cárcel y/o multas el ejercicio ilegal de las profesiones.
 
     Pero en el caso de los Ingenieros Agrónomos hay una situación peculiar en Panamá, que aunque es de otro orden, constituye también una confusión que debe esclarecerse.
     La Universidad de Panamá, luego de un estudio exhaustivo y pormenorizado, según consta en informe de las autoridades universitarias, confeccionó un pensum de estudios y determinó una estructura de créditos universitarios, para graduar finalmente un tipo de profesional al que ha extendido el grado de Licenciado en Ingeniería Agronómica.
     Los estudios para llegar a este grado básicamente son similares a los que se requieren en las instituciones educativas superiores de América Latina y gran parte de Europa y Africa para recibir el título de Ingeniero Agrónomo.
 
     La educación correspondiente ha sido integrada en forma apropiada para dar una preparación básica que faculte al profesional a desenvolverse satisfactoriamente, al menos en los cuatro campos básicos en que se subdividen los estudios universitarios de la Ingeniería Agronómica.:  a)  Agrotecnia o Fitotecnia;  b)  Zootecnia;  c)  Ingeniería Agrícola o Rural; y d)  Administración rural y Ciencias económicas aplicadas.
     Algunas universidades o todas ellas ofrecen cursos electivos adicionales en otros aspectos, como Educación rural, Extensión agrícola, etc.
 
     La razón de ser de este amplio campo de enseñanza que se realiza en no menos de 4½ años o 9 semestres, estriba en la realidad que viven casi todos los países de América Latina, y especialmente Panamá.  Esta se caracteriza por:
a) La falta de técnicos para llenar siquiera parte de las necesidades del país; 
b)  Falta de caminos permanentes y vías de acceso en la mayor parte de las zonas rurales del país; 
c)  Por el incipiente y embrional desarrollo agropecuario del país, donde no existen casi fincas o haciendas especializadas que puedan contratar los servicios de técnicos especializados para determinadas labores de fomento y producción. 
(Los ingenios azucareros en Panamá y dos o tres haciendas ganaderas son quizá, los únicos casos en ésta época ‘ - año1966-)
 
     Estas tres circunstancias, además de otras secundarias, aconsejan a países como el nuestro, la conveniencia de una educación agronómica generalizada, que capacite al profesional a emprender por sí mismos labores tan diversas como:  Llevar la contabilidad de la finca, estudiar y analizar los suelos y preparar los planes de cultivos; escoger, adquirir y mantener la maquinaria agrícola que se necesite; diseñar y realizar un sistema de riego en la finca diseñar y construir viviendas para sus peones y galeras para los animales; elaborar raciones diversas para los animales que se críen en ella, etc.
 
     Hay un planteamiento disímil al anterior concepto práctico, escogido y aplicado por los países latinoamericanos.  Es el criterio de los que abogan por la conveniencia del sistema norteamericano de enseñanza que en sus universidades preparan al futuro profesional en Ciencias Agrícolas sólo para una o algunas de las actividades propias de una finca cualquiera.  Así, esta tendencia produce en los EE.UU. bajo la denominación común de Bachelor in Science, Zootecnistas con amplio dominio de manejo de animales de granja, aunque sin conocimientos de topografía, hidráulica y otras disciplinas no relacionadas con la Zootecnia.  De igual manera los “B.S. in Agronomy” (que no es igual en su contenido a los estudios de Agronomía en América Latina donde corresponden a Ingeniería Agronómica), los “B.S. in Agricultural Engineering”, los llamados Ingenieros Agrícolas en Panamá, y otros tipos de profesionales egresados de planteles educativos norteamericanos, luego de aprobar un pensum de estudios concentrado en ciertas líneas agronómicas, devienen en profesionales típicos que ciertamente son diferentes al graduado como Licenciado en Ingeniería Agronómica, por la Universidad de Panamá y como Ingeniero Agrónomo en otros países de nuestro continente.
 
     A estas alturas corresponde dejar en claro, que esta exposición no pretende demeritar al justo valor que corresponde a muchos profesionales que en Panamá y han venido autocalificándose como Ingenieros Agrónomos sin que sus títulos académicos acredite tal cosa.  Estos profesionales son muy capacitados en sus respectivas ramas y han logrado un merecido aprecio de la ciudadanía, pero el CINAP cree necesario que se aclaren convenientemente, las diferencias académicas que tienen con los Ingenieros Agrónomos.
 
     Esta aclaración es necesaria porque lejos de ser, como quieren alegar algunos sectores interesados en la actualidad, el término Ingeniero Agrónomo un “rango”  (?)  que envuelve a todos los técnicos universitarios “en ciencias agrícolas”, debe comprenderse y así lo declara el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Panamá, que Ingeniero Agrónomo, es un grado extendido por la Universidad de Panamá (Licenciado en Ingeniería Agronómica) y muchas otras Universidades de América Latina, Europa y Africa, que acredita un pensum básico de estudios en las cuatro áreas de conocimiento ya indicadas (Agrotecnia, Zootecnia , Ingeniería Agrícola y Administración Rural), que se desarrollan a través de no menos de cuatro y medio años escolares o nueve (9) semestres, y que exige no menos de 175 créditos para su graduación.
 
     Vale indicar que, en términos generales, la educación especializada norteamericana, gradúa el Bachelor in Sciences se desarrolla en 4 años u 8 semestres escolares y exige de 120 a 140 créditos, (Handbook on Internacional Study for Foreign Nationals-1965).  En algunos casos el totalde créditos exigidos llega a 155.
 

IV.  Puntualizando conceptos:

 
     Como quiera que el propósito de esta exposición, dirigida a los sectores directa o indirectamente afectados por la presente aclaración, y al público en general, es corregir conceptos que han sido deformados por la costumbre y el silencio que hasta ahora, han guardado los Ingenieros Agrónomos del país, es el momento de subrayar y reafirmar lo siguiente:
  1. La Ingeniería es el arte de la aplicación de los conocimientos científicos a la obtención, transformación y/o transporte de los productos de la naturaleza, en beneficio de la Humanidad.
  2. La Ingeniería Agronómica es una rama genuina e importante de la Ingeniería que usa sus propias técnicas y principios científicos adecuados a sus fines, que eventualmente pueden ser diferentes a las usadas por otras ramas de la Ingeniería.
  3. La Ingeniería Agronómica es la rama de la Ingeniería que tiene el mayor campo de incidencia en los recursos naturales, pues interviene en los reinos vegetal, animal, mineral y en las fuentes de energía.
  4. El Ingeniero Agrónomo es un profesional típico de la Universidad de Panamá y otras muchas Universidades de América Latina, Europa y Africa, que recibe una preparación académica de amplio campo de acción, por no menos de 4½ años o nueve semestres, acreditando no menos de 175 créditos u horas semestrales.
  5. En Panamá se ha venido confundiendo el término Ingeniero Agrónomo, al llamar con ese título a un vasta gama de profesionales en ciencias agrícolas, egresados de universidades norteamericanas, cuyo pensum de estudios y requerimientos en créditos son diferentes, así como el título académico que les extienden dichas universidades.
  6. Aunque de acuerdo a la acepción dada por el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, y otros documentos citados en este escrito, los indicados profesionales se ajustan a las características para Ingeniero Agrónomo en forma genérica, la Universidad de Panamá, máxima autoridad académica del país, ha determinado claramente en la conformación del Licenciado en Ingeniería Agronómica, las características que, en ,manera alguna cumplen ciertos egresados de universidades fuera de Latino América , Europa y Africa.
  7. Finalmente, es necesario reiterar ante la opinión pública que el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Panamá, se ha fundado y continuará funcionando, para defender y consolidar el justo reconocimiento que merecen los Ingenieros Agrónomos en el país y reafirmar su derecho a ejercer libre y ampliamente la profesión en el agro panameño.
 
NOTAEste pronunciamiento se apoya en la investigación realizada por los Ingenieros Agrónomos César T. Díaz Zapata y Luis F. Narváez  (QEPD)

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.cinap.org se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.cinap.org

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.

ÚLTIMAS COLUMNAS

ARCHIVOS

TAGS